Centro de Estudios para la

Conservación de Ecosistemas Marinos

Heat, sweat, cold and tears

Sin dudas, una de las localidades más extremas que hemos visitado durante los últimos años.

Más allá de sus contrastes alucinantes, los primeros y los últimos momentos de cada día pusieron a prueba nuestra paciencia, templanza y humor. Todas las mañanas, antes que los rayos del sol despertasen, tuvimos que llevar todo nuestro equipo, bote y motores al mar. Cada vez, necesitamos cerca de 1 hora para mover todas las cosas entre 3 o 4 personas. Todas las tardes, con frío, con hambre o mojados pero siempre cansados, tuvimos que sacar del mar todo nuestro equipo, motores y bote, para lavar, hacer mantención y guardar cada una de sus partes. Cada lugar visitado merece sus propias soluciones y esfuerzos, según las condiciones que encontramos.

A veces nos han llamado obsesivos, pero esta actividad agotadora nos ha permitido conservar nuestros equipos por largos años. En fin, sin más dilatación, les dejo estas imágenes que velen más que mis palabras.

LLEVAR EL CARRITO CON EL BOTE HACIA LA PLAYA:

BAJAR EL BOTE:

VOLVER CON EL CARRITO VACÍO:

GIRAR EL CARRITO:

CARGAR EL CARRITO CON EL MOTOR GRANDE:

CARGAR EL CARRITO CON EL MOTOR PEQUEÑO Y TODO LO OTRO (200 Kg):

LLEVAR OTRA VEZ EL CARRITO:

DESCARGAR EL MOTOR GRANDE:

DESCARGAR MÁS COSAS:

MÁS COSAS:

OTRA VEZ VOLVER CON EL CARRITO:

ENCENDER EL MOTOR (TIKI-TACA):

VESTIRSE INDIGNADA POR LLEVAR EL CARRITO SOLA:

POR FIN TRABAJANDO EN EL AGUA, SIN CARRITO:

Publicaciones recientes
Recent posts
Archivo
Archive
Síguenos
Follow us
Español
English