Centro de Estudios para la Conservación de Ecosistemas Marinos

DELFINEANDO 24/7

January 21, 2019

Esta temporada inició en un lugar muy particular, estuvimos alrededor de dos semanas en InÍo, la zona más austral del Parque Tantauco en Chiloé. Un lugar con muchos atractivos donde además de recorrer sus senderos, es posible encontrar diversas especies marinas, dentro de las cuales está nuestro querido Delfín Chileno.

Gracias a la infraestructura emplazada en este maravilloso lugar fue posible sumar una nueva tarea a la temporada, esta consistió en realizar observaciones desde una de las zonas con mejor visibilidad a las costas del parque, el Faro de Inio, una hermosa torre construida completamente de madera de ciprés de las Guaitecas, ubicado en la parte superior del sector Punta Rocosa, con 15,5 m de altura. Este fue el lugar perfecto para esta nueva misión. Además, debido a la ausencia de la autoridad marítima en este lugar, las observaciones desde el faro fueron al mismo tiempo una guardia permanente durante las horas de luz, para la seguridad del resto del equipo que se dedicaba a la navegación. Mantuvimos un protocolo de comunicación periódica para estar atentos ante cualquier complicación o emergencia en el zodiac (el yaqu), aunque afortunadamente, nunca fue necesario activar nuestro protocolo ante emergencias. 

 

El trabajo consistió en realizar observaciones desde el faro hacia las costas aledañas, ayudándonos con binoculares, cámaras y otras herramientas, y estuvo dividido entre dos personas, mi compañera de terreno Nicole Sallaberry y yo. Las zonas observadas fueron Río Inio, Faro, Bahía Nayahue, Islas Huapiquilán, Islote Redondo e Islote Yencouma, resultando el faro como la zona con mayor cantidad de avistamientos gracias a algunos factores a su favor, tales como la buena visibilidad que hay desde la torre, y a que parece ser una zona muy frecuentada por delfines y otras especies para alimentarse.

 

En cada avistamiento se recolectaron y cuantificaron datos sobre el comportamiento de los delfines, registrando en una planilla cada uno de los cambios de estado con su hora respectiva. La finalidad de este trabajo es confeccionar un etograma primario con los datos recolectados y así lograr describir de forma detallada los estados y eventos comportamentales del Delfín Chileno (ver tabla), particularmente en la desembocadura del río Inío.

 

 

Se lograron 13 horas y 30 minutos de observación, dentro de las cuales durante 11 horas y 8 minutos fue posible observar delfines. Se identificaron distintos estados de comportamiento siendo milling y traveling los más observados, seguidos por foraging y socializing respectivamente (ver gráfico).

 

 

Analizar estados de comportamiento fue algo totalmente nuevo para mí, es un trabajo interesante y muy especial, me permitió sentir que estaba un paso más cerca de los delfines cuando logré entender lo que ellos estaban haciendo, casi como estar en su sintonía. Por otra parte, el Delfín Chileno siempre ha sido descrito como una especie tímida y poco carismática, pero esta experiencia me demostró que si bien, la mayoría de las veces lo es, no es algo estricto en todos los individuos, sorprendiéndome con su comportamiento en muchas oportunidades.

 

 Delfín chileno jugando con algas.

 

 Pudimos observar a un recién nacido de pocas horas de vida, con su nado errático entre el grupo.

 

 

Gracias a Yaqu Pacha Chile, WWF Chile y Parque Tantauco por permitirme vivir esta experiencia y sorprenderme con esta -aún poco conocida- especie, el Delfín Chileno.

Please reload

Publicaciones recientes
Recent posts

January 21, 2019

January 21, 2019

October 16, 2018

March 10, 2018

Please reload

Archivo
Archive
Please reload

Síguenos
Follow us
Español
English