Centro de Estudios para la

Conservación de Ecosistemas Marinos

3 NINJAS en ACCIÓN

Los cetáceos usan múltiples tácticas para conseguir alimento. Hoy, tres delfines chilenos nos sorprendieron con la suya.

Desde el muelle del puerto de Raúl Marín Balmaceda, pudimos observar en tres ocasiones la táctica que un grupo de delfines usó para capturar su alimento (pequeños peces). Afortunadamente tuvimos una vista excepcional de los eventos, pues estábamos justo por arriba de ellos y la visibilidad del agua era extraordinaria. Desde el muelle, notamos que 3 delfines chilenos se paseaban paralelos a la costa, patrullando su entorno lentamente, todos juntos y en la misma dirección como si ya hubiesen planificado su estrategia.

En esta región, la turbidez del agua es muy alta y la visibilidad normal no supera los 3 m. Los delfines son animales auditivos que usan el sonido como su principal herramienta de comunicación, orientación y localización de sus presas. Por lo general, la forma en que consiguen el alimento depende del tipo de presa que consumen y el lugar en donde habitan los delfines. Algunas poblaciones por ejemplo, se han especializado en conseguir un tipo específico de presa, como las orcas en diferentes lugares del mundo. Algunas se alimentan de focas, otras de mantarrayas, otras de peces óseos, en fin. En el caso del delfín chileno, sabemos que se alimenta de peces pequeños (10-20 cm), aunque no podemos descartar que podría consumir otro tipo de presas. Hasta ahora nunca habíamos observado de manera nítida, cómo estos delfines se alimentan.

A continuación he dibujado 7 secuencias que resumen las observaciones que hicimos, junto a Nicole Z., Poliana S. y Sonja H.

Imagen 1) Los delfines chilenos pasaron repetidas veces bajo el muelle y pudimos observar en detalle su comportamiento.

Imagen 2) Los delfines chilenos emiten clicks, los que usan para percibir el ambiente marino. Los clicks son sonidos muy cortos de alta frecuencia parecidos a chasquidos muy rápidos, que el rango auditivo humano no alcanza a oír.

Imagen 3) Al localizar un banco de peces pequeños, los delfines se aproximan unos con otros y aumentan la velocidad de su nado.

Imagen 4) Cuando se encuentran próximos al cardumen, uno de los individuos (el del lado derecho) se adelanta por el costado a gran velocidad.

Imagen 5) Segundos antes del banquete, el delfín que adelantaba al grupo se posiciona justo al otro lado del cardúmen y nada en dirección contraria a los otros 2 delfines, acorralando a los peces.

Imagen 6) Al encontrarse de frente, los delfines frenan bruscamente y se separan en un ángulo de 120 grados. Se mantienen unos pocos segundos girando de forma concéntrica y en sentido anti-horario (en forma de espiral), mientras atrapan con su boca los peces que tratan de huir.

A partir de estas observaciones, ha sido interesante conocer cómo los delfines han logrado desarrollar mecanismos que les permiten cooperar para poder (sobre)vivir en estos ambientes cambiantes. ¿Qué estrategias usarán cuando existe mayor o menor oferta de presas? Probablemente la comunicación entre ellos es mucho más compleja de lo que pensamos, usando sonidos (clicks) pero también señales corporales (más allá de las auditivas) a través de sus movimientos. Es posible por ejemplo, que sus parches de color blanco en la zona ventral de su cuerpo les facilite el poder verse unos con otros mientras nadan juntos en el agua turbia y con poca luz, pues a través de los clicks sólo pueden percibir lo que está justo por delante de ellos. Así, con sus patrones de color quizás pueden saber la orientación y posición de sus conespecíficos por fuera de su rango de percepción auditiva.

Imagen 7) Finalmente, el espiral se desarma. En pocos segundos, los delfines vuelven a formarse para patrullar la zona.

Por Ribeiro y col. (2006), ha sido descrito que el delfín chileno usa la mayor parte de su tiempo en actividades relacionadas a la alimentación, esto es de esperar en cetáceos de alto metabolismo y pequeño tamaño corporal, que deben conseguir la suficiente energía para realizar otras actividades que les permiten socializar, lograr mantenerse y finalmente reproducirse. En un ambiente demandante es crucial implementar tácticas efectivas. ¿Existirán diferencias en el éxito de las tácticas usadas por diferentes poblaciones (o individuos) de delfín chileno? ¿Cómo se transmitirán el conocimiento de la experiencia entre unos y otros delfines? Como siempre, el delfín chileno deja más preguntas que respuestas.

Publicaciones recientes
Recent posts
Archivo
Archive
Síguenos
Follow us
Español
English